Volumen IX, número 1, marzo 2007

URI https://digital.cic.gba.gob.ar/handle/11746/3049

Examinar

Envíos recientes

Mostrando 1 - 3 de 3
  • Ludovica Pediátrica, vol. IX, no. 1
    ( 2007) Instituto de Desarrollo e Investigaciones Pediátricas "Profesor Dr. Fernando VITERI"
    Daniel G. Pollono, Silvia Tomarchio, Luciano Astudillo, Gabriela Pardini, Federico Armendariz, Eduardo Lancioni, Agustina Pollono Guías de diagnóstico y tratamiento Retraso Diagnóstico en Oncología Pediátrica A propósito de 550 observaciones en un Hospital Pediátrico (1980-2000) Ricardo Rahman, Javier Zalba, Norma Bibiloni, Oscar Amoreo, Javier Ruscasso, Angela Suárez, Carlos Cobeñas, Ana Spízzirri Guías de diagnóstico y tratamiento
  • Síndrome nefrótico
    ( 2007) Rahman, Ricardo ; Zalba, Javier ; Bibiloni, Norma ; Amoreo, Oscar ; Ruscasso, Javier ; Suárez, Ángela ; Cobeñas, Carlos ; Spízzirri, Ana
    - Definiciones. - Diagnóstico. - Clasificación. - Tratamiento. - Interconsulta. - Indicaciones de biopsia renal. - Vacunas.
  • Retraso Diagnóstico en Oncología Pediátrica
    ( 2007) Pollono, Daniel G. ; Tomarchio, Silvia ; Astudillo, Luciano ; Pardini, Gabriela ; Armendariz, Federico ; Lancioni, Eduardo ; Pollono, Agustina
    Fueron revisados retrospectivamente las historias clínicas de 550 pacientes menores de 19 años de edad con diagnóstico citohistológico de malignidad, admitidos entre 01/01/1980 a 31/12/2000. La revisión de datos incluyó: tiempo del inicio de síntomas a la primera consulta (retraso familiar), tiempo desde primera consulta médica hasta la referencia a Centro especializado (con o sin diagnóstico de enfermedad tumoral) (retraso médico) y el tiempo desde la admisión al Centro de Referencia hasta el diagnóstico (Retraso del Centro de Referencia). Del total de 550 pacientes 204 (36%) reclutados en el Grupo A (ingresados entre 1979-89) y 346 (64%) en Grupo B (ingresados entre 1990-2000). De ellos, 189 (92.5%) del grupo A y 342 (98.5%) del grupo B (n: 531) fueron evaluables. Diecinueve pacientes (3.4%) fueron excluidos debido a datos incompletos (8 pacientes), sin seguimiento o referido a otro centro luego del diagnóstico (11 pacientes). En esta serie fue claro que aquellos pacientes con diagnóstico temprano (menor de 30 días) tuvieron una sobrevida alta (83.5%), siendo menor con retrasos mayores (53.3% en 30-60 días y 30.8% en retrasos mayores del 90 días), pero el periodo de seguimiento del Grupo A (1979- 1989) fue más largo. Igualmente se notifica que el incremento de la sobrevida entre ambos períodos fue comparado (1979- 89 vs. 1990-2000) fue de 54.8% al 72.8%, sin cambios significativos en el retraso diagnóstico. Esta observación sostiene el hecho de que los avances terapéuticos pueden disminuir el efecto de los retrasos. De cualquier manera, el retraso diagnóstico determina cambios metabólicos y nutricionales, y progresion de la enfermedad que pueden prevenirse con el uso protocolos cortos y agresivos. La pobre respuesta a la to quimioterapia es más frecuente en pacientes con estadios avanzados of disease. Dichos pacientes también presentan regularmente complicaciones infecciosas y malnutricion que resulta en pobre tolerancia al tratamiento.