Comunicacion

Acción por el clima: una responsabilidad social compartida

Resumen

El cambio climático es la principal amenaza que enfrenta la sociedad en el siglo XXI, por sus efectos ambientales y sobre todo, porque su principal determinante es el incremento de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera. Es decir, el efecto invernadero es un proceso natural que se produce cuando la energía solar atraviesa la atmósfera, parte de ella es absorbida por la superficie y otra es reflejada. Una parte de la radiación reflejada es retenida por los GEI (que se han generado hace miles de millones de años por fuentes naturales como el vulcanismo, la vegetación y los océanos) manteniendo la temperatura del planeta apta para la vida y otra vuelve al espacio. Sin este proceso, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (2014) plantea que la temperatura de la Tierra sería 33°C más fría y el agua del planeta estaría congelada. No obstante, la sociedad también ha aportado a la generación de GEI. De hecho hay consenso académico-científico acerca de que el dióxido de carbono (CO2) es el GEI que más ha contribuido al calentamiento global. Esto trae como consecuencia que aumenten los riesgos para las personas, las economías y los ecosistemas, debido a las olas de calor, las tormentas y precipitaciones extremas, las inundaciones, el desplazamiento de la tierra, la contaminación del aire, las sequías, la escasez de agua, la elevación del nivel del mar, etc. Esta situación resulta aún más peligrosa para las personas que carecen de infraestructuras y servicios esenciales o que viven en zonas más vulnerables y expuestas a los efectos del cambio climático.

Palabras clave
Cambio Climático
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/

Esta obra se publica con la licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International (BY-NC-SA 4.0)

item.page.license
Imagen en miniatura