Documento de conferencia

Los parques de “Santa Elena” y “Los Talas”, exponentes de dos períodos del desarrollo paisajista regional

|
Resumen

Villa Flandria, conocida también como Jáuregui, es la resultante de una voluntad inteligente y firme que estableció, a la vera de las apacibles aguas del río Luján, una incipiente industria, la Algodonera Flandria. Con el correr de los años ésta sería el núcleo vitalizante e impulso de la transformación completa de esta zona. Jáuregui se encuentra situada entre dos puntos tradicionales de nuestro devenir histórico: Mercedes y Luján. El valle aterrazado del río Luján es el eje del relieve y él es quien divide lo que llamamos Jáuregui Viejo o Villa Flandria Sur de Pueblo Nuevo o Villa Flandria Norte. En el acta de repartición de tierras del 24 de Febrero de 1580, Juan de Garay dio el valle Corpus Christi, que posteriormente sería llamado Luján, a su Adelantado Don Juan Torres de Vera. El primer antecedente de estas tierras se remonta a 1636, según los archivos del Cabildo de Buenos Aires en el libro 18, cuando era propiedad de Antonio Rocha y de Amador Báez, para pertenecer luego a Don José María Jáuregui, quien compró campos y casa en la Villa de Luján y en las afueras. La abundante cantidad de maíz y trigo que se producía en la zona hizo que adquiriera también un molino harinero que, con el tiempo, se transformó en molienda de pasto. Éste entre 1909 y 1914 sufrió grandes contratiempos: un incendio y una fuerte creciente. La mayoría de los arreos venían de Junín, pasando por la Estancia de Francisco Javier Muñiz, ahora Santa Elena de Steverlynck. En 1882, una de las actividades industriales era la del saladero “La estrella” del Sr. Juan Francisco Fout, cerca de la estación de Jáuregui. Actualmente esos terrenos los ocupan el colegio San Luis Gonzaga y la comisaría. La zona de Jáuregui - Villa Flandria había dejado de ser el desierto entre Luján y Mercedes. El interés visionario fijó objetivos de progreso ya que había en la región lo esencial: una estación de ferrocarril y trabajo en potencia, polarizados entre dos centros históricos de población. Antes del primer gran loteo, en 1902, existía ya una población estable. Al norte del cauce sobre el río, junto al camino a Luján, estaba el molino y casa de Jáuregui, hacia el noroeste la Estancia Santa Elena, las fincas de Miguel Berón, de Fabián Moreira, de Francisco Anselmo y de José Banchero. El segundo gran loteo fue en 1910 y de ahí en adelante Jáuregui arma por sí sola su propia historia.

Palabras clave
estancias
Historia
Ciudades
http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/

Esta obra se publica con la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International (BY 4.0)

item.page.license
Imagen en miniatura